Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.
 

¿Cómo preparar café a la napolitana?

CAFÉ A LA NAPOLITANA

UNA FORMA ORIGINAL DE PREPARAR UN CAFÉ ESPRESSO

Los napolitanos son famosos por su café que tiene alto renombre en el mundo. En Nápoles, el día no puede comenzar sin haberlo bebido primero, y luego vienen todos los otros cafés que marcan las etapas del día.

El café a la napolitana es fuerte, sabroso, denso, de sabor intenso, y de cuerpo ligero. Estas cualidades proceden de la extrema lentitud con que se desarrolla el proceso de filtrado. Suele consumirse en tazas pequeñas (las mismas que se usan para un café espresso).

RECETA PARA PREPARAR A LA PERFECCIÓN UN CAFÉ A LA NAPOLITANA

No todo el mundo sabe cómo se usa la cafetera napolitana, y lo que es peor, muchos la utilizan mal porque piensan que funciona igual que una cafetera italiana (moka). Para hacer un buen café a la napolitana, sigue los siguientes pasos:

  • Sirve el café en el filtro de tu cafetera napolitana. El molido ha de ser medio, y la dosis no superior a 6 gramos.
  • En la pieza inferior de la cafetera deberás servir el agua. Nunca debes rebasar el límite, o el café se desbordará después.
  • Enrosca el filtro con café en la parte inferior, y acto seguido enrosca también la parte superior (que estará vacía ahora al principio). Asegúrate de que la cafetera completa está bien sellada y encajada.
  • Pon la cafetera al fuego, con el morro (agujero) hacia abajo. Vigila que los mangos no quedan cerca de la fuente de calor…porque luego tendrás que poner tus manos sobre ellos.
  • Lleva el agua a ebullición. Al cabo de unos minutos, el agua hervirá. Lo sabrás porque un hilillo de vapor saldrá por el agujero de la cafetera.
  • Aquí viene la operación clave: coge la cafetera firmemente por las dos asas, y dale la vuelta. El movimiento ha de ser rápido.
  • Ahora el café se estará filtrando hacia el depósito inferior. Se filtra por gravedad, ya que ahora el agua caliente estará en la parte de arriba, y caerá hacia la parte de abajo pasando por el filtro donde está el café. Deja pasar unos minutos… y tu café ya estará listo.
  • No olvidar lavar bien la napolitana con agua caliente y, si es necesario, añadiendo un detergente delicado. Después secarla cuidadosamente. 

DATOS CURIOSOS

La cafetera napolitana se llama “cuccumella” y fue inventado en el año 1819 en Nápoles, luego se extendió ampliamente, pero permaneció siempre vinculado a su tierra natal, donde era y sigue siendo uno de los símbolos característicos de la ciudad de Nápoles.
Una “cucumela”, o cafetera napolitana, está construida normalmente en acero inoxidable (aunque también se puede encontrar de aluminio, o incluso otros materiales), y consta de dos recipientes similares. No son exactamente iguales, porque uno lleva un agujero de salida y otro no.

Abrir chat
¿Tienes una pregunta? Estamos en línea